Importancia de la higiene dental

Importancia de la higiene dental

Uno de cada cuatro españoles se cepilla los dientes menos de dos veces al día. La mayoría incluso admite que no lo hacen todos los días. El resultado es abrumador: entre el 92% y el 94% de la población adulta sufre caries dental. En este escenario, es inevitable preguntarse si nos va bien en la higiene bucal. ¿Nos tomamos el tiempo? ¿Lo estamos haciendo con la técnica correcta? ¿Estamos utilizando el producto adecuado?

La forma ideal de cepillarse los dientes es con movimientos cortos, suaves y elípticos, sin ejercer demasiada presión para proteger las encías. También preste atención a los dientes posteriores y a las áreas alrededor de los dientes. Frote suavemente la superficie de la mordedura con un movimiento de ida y vuelta.
No olvides tu lengua. Es importante cepillar la lengua de atrás hacia adelante para eliminar las bacterias olorosas. También recomendamos hacer una limpieza bucal al menos una vez al año  en un buen profesional como en Clínica dental en Málaga.

Considere la frecuencia.

Los dentistas recomiendan de 2 a 3 veces al día después de cada comida. La agitada rutina diaria y las comidas en restaurantes pueden perjudicarlo, pero asegúrese de cepillarse los dientes al menos por la mañana y por la noche.

Reemplace su cepillo.

El cepillo debe ser reemplazado cada 3 meses, ya que con el tiempo, las cerdas pierden su fuerza y efectividad para llegar a áreas de difícil acceso alrededor de los dientes. Es importante cambiarla después de un resfriado o una infección oral, ya que los gérmenes pueden estar ocultos.

Cuidado con las encías.

El sangrado de las encías es uno de los primeros síntomas de los problemas de las encías. Si nota sangre en el cepillo, utilice una pasta de dientes especial, que ayuda a eliminar la placa y evita que las encías sangren.

Usar hilo dental.

Introdúzcalo en su rutina de cepillado porque previene la formación de cavidades interdentales y elimina la acumulación de placa bacteriana. Se recomienda utilizarlo al menos una vez al día.

Termina con un enjuague bucal.

Al igual que el uso de hilo dental, incluya el enjuague bucal como parte de su rutina de higiene dental, ya que puede eliminar hasta 3,5 veces más placa entre los dientes que cepillarse los dientes. Además, si contiene flúor, ayuda a fortalecer los dientes y a prevenir las caries.

Visite a su dentista.

Tenemos el mal hábito de ir al dentista sólo cuando el dolor nos ataca o cuando los problemas orales son más que obvios. No espere a escuchar estos síntomas y acuda al dentista al menos dos veces al año para prevenir enfermedades como la gingivitis o la periodontitis.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies